CLOWNADAS

La nariz colorada del payaso

es para ocultar la rojez del llanto,

su existencia

la auténtica tragedia del payaso.

Un rostro desnudo, sin artificios, sin clichés

ni ideas preconcebidas.

La soledad del payaso,

a solas con su maleta.

Triste por estar sola.

La maleta y él.

PAYASAS

 

A veces,

alguna persona que me conoce

me dice 'payasa'.

Yo siempre me lo tomo a bien.

Aún así, esa persona me aclara que me lo está diciendo

con buena intención.

Entonces supongo:

“...Tú si que estás de suerte...”

Menuda liberación para ti

llamarme payasa

y que encima me sienta bien.

Así somos las payasas y los payasos.

 

 

 

 

 

Si quieres visita -Otros ojos- de Angosta di Mente

www.angostadimente.wordpress.com/author/angostadimente

diseño